Suscríbete a la newsletter y no te pierdas las últimos consejos

No mostrar este mensaje de nuevo
Caída del cabello

¿Qué es la alopecia?

  • 2021.05.24
  • 0
  • Compartir
Qué es la alopecia

La alopecia es el término médico que recibe la caída anormal del pelo. Esta patología afecta, por lo general, al cabello del cuero cabelludo, pero también puede producirse en otras zonas del cuerpo donde haya pelo, como la barba, pestañas o axilas. A continuación, te ayudamos a entender qué es alopecia y, además, te compartimos cuáles son sus tipos y causas. 

Qué es alopecia: origen de la palabra 

Para entender qué es alopecia conviene remontarnos a los orígenes de la palabra. “Alopecia” deriva de la palabra griega “alopex”, cuyo significado es “zorro”, debido a la caída del pelo que presenta este animal en las temporadas de primavera y otoño. 

Tipos de alopecia 

Antes de hablar acerca de las causas y síntomas que genera la alopecia es necesario que conozcas sus principales tipos: 

Alopecia androgenética (AGA) 

La alopecia androgenética suele presentarse mayormente en hombres, de hecho, es el tipo más común en ellos. Se le conoce como “calvicie común” debido a que afecta a más de la mitad de hombres mayores de 40 años, aunque también existen muchos casos de este tipo de alopecia en las mujeres

La aparición de la alopecia androgenética o androgénica puede producirse por factores genéticos, agravados por la edad o por cambios hormonales, siendo estas las principales causantes de la alopecia androgénica femenina. Por lo tanto, como mencionábamos antes, es también una caída del cabello que ocurre en muchas mujeres. 

Para ambos géneros, si hay preocupación por la imagen y por la caída del cabello, es importante buscar una solución lo antes posible para evitar que la situación sea irreversible. 

Escala sobre la alopecia de Hamilton Horwood
Escala Hamilton-Norwood. Escala Ludwig. Patrón de caída del cabello en alopecia androgenética masculina y femenina. Fuente: Wong, Brian J-F., Michelle G. Arnold, and Jacob O. Boeckmann, eds. Facial plastic and reconstructive surgery: a comprehensive study guide. Springer, 2016.

Alopecia areata 

La alopecia areata sigue un patrón de pérdida de cabello en una zona específica del cuerpo. Es un tipo de alopecia que puede ser desencadenada por causas inmunológicas o genéticas en hombres y mujeres de cualquier edad. 

Alopecia cicatricial 

En este tipo hay afectación del cuero cabelludo y destrucción del folículo piloso, al ser reemplazado por tejido cicatricial; por lo que la pérdida de cabello es permanente y no volverá a crecer. La alopecia cicatricial se produce tras sufrir traumatismos físicos o químicos en la zona, pero también puede aparecer tras sufrir infecciones o en casos especiales de dermatosis. 

Alopecia frontal fibrosante 

La alopecia frontal fibrosante es una forma de alopecia cicatricial que suele afectar, sobre todo, a las mujeres durante la menopausia, aunque también se puede presentar en hombres. Este tipo de alopecia se caracteriza por generar una recesión de la línea de implantación frontotemporal del pelo y, en ocasiones, puede cursar con alopecia en las cejas. 

Alopecia difusa 

El próximo de los tipos de alopecia que debes conocer es la alopecia difusa, la cual afecta al cabello de toda la cabeza. En este caso, el pelo va perdiendo su densidad de forma progresiva, lo que significa que se va volviendo frágil, más fino y débil, incrementándose su caída y permitiendo visualizar el cuero cabelludo a simple vista. 

Otros tipos de caída del cabello 

A continuación destacamos otros tipos de caída del cabello que, sin ser patológicos, afectan la imagen y pueden provocar preocupación en la persona que los padece: 

Efluvios 

Los efluvios son caídas del cabello que suelen cursar de forma reversible. Hay muchos factores que pueden desencadenarlos como, por ejemplo: medicamentos, enfermedades, situaciones de estrés, después del parto, etc. 

La clasificación de los efluvios y su denominación se realiza en función al tipo de caída del cabello. Así, podemos encontrar: 

Efluvio anagénico 

Cuando existe una pérdida brusca de cabello, y el cabello caído se encuentra en fase anágena (el ciclo capilar está clasificado por las 3 fases del cabello: crecimiento o fase anágena, mantenimiento o fase telógena y caída o fase catágena), hablamos de efluvio anagénico. Este tipo de caída de cabello puede generarse como efecto secundario de ciertos medicamentos, aunque hay otras causas que lo generan. 

Efluvio telogénico 

El efluvio telogénico es el caso más común de caída del cabello en mujeres de 30 a 60 años. De hecho, muchas suelen presentarlo tras el parto. En el post parto hay un desequilibrio hormonal y esta es la razón por la que se origina la caída del cabello. 

Caída del cabello por estrés

Esta caída del cabello es también un efluvio telogénico. Como veremos en las causas de caída del cabello, el estrés es uno de los principales culpables de la aparición de algunos tipos de caída. 

Cuando una persona vive una situación de estrés elevado, el organismo genera una serie de mecanismos y sustancias que pueden afectar directamente sobre el ciclo capilar, provocando alteraciones como, por ejemplo, la caída del cabello. Generalmente este tipo de caída del cabello es temporal. 

Causas de caída del cabello 

Existen diferentes causas, entre las más importantes encontramos: 

  • Trastornos hereditarios: conocida como la causa de la alopecia más común, los antecedentes familiares pueden ser uno de los motivos por los que suceda la caída del cabello. 
  • Estrés: las situaciones estresantes son otro de los desencadenantes de la caída del cabello. 
  • Cambios hormonales: especialmente destacados tras el parto o en la menopausia. 
  • Medicamentos: entre los efectos secundarios de algunos medicamentos se encuentra la caída o pérdida de cabello. 
  • Enfermedades sistémicas: como el lupus o el hipotiroidismo. 
  • Malos hábitos: tanto alimentarios como de calidad de vida. 

Además, puede presentarse junto a: 

  • Calvicie en áreas puntuales del cuero cabelludo. 
  • Enrojecimiento, picores u otras molestias en zonas con pelo. 
  • Exceso de caspa. 
  • Compartir

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver más